miércoles 24 de julio de 2024

¡NO SALE Y CUANDO SALE VIENE SUCIA! Maracaibo pide a gritos agua limpia (Fotos)

Maracaibo, calurosa y sedienta, clama por agua y limpia. Sin mencionar los sectores donde ya no es noticia que vivan sin el vital líquido y se hace un “extra” que les llegue agua, es inocultable que el servicio parece haberse interrumpido, fundamentalmente posterior al último aguacero que cayó en la ciudad hace ya cerca de un mes.

Mismo tiempo que dice la población no les llega agua y, aunque la autoridad competente ha declarado que las condiciones de turbidez del vital líquido, como consecuencia de las lluvias, ha ocasionado que se restrinja el envío, la población comienza a desesperase.

En casa de Héctor Ortiz, habitante del barrio San Pedro, viven cinco niños y sus padres ya están desesperados porque no les da el presupuesto para comprar agua de cisternas.

“Te quieren llenar una pipa, solo una pipa hasta en 2 dólares; aquí hay cinco muchachos, imagínate el ropero sucio que tenemos, no hemos lavado para ahorrar el agua y ya nos ha tocado comprar cinco veces para llenar dos pipas en la semana. Estamos arruinados, envíen esa agua así sea jugo de tamarindo”.

Ortiz señala que en el barrio San Pedro el agua no llega con regularidad: “a veces la dan y dura dos días seguido y luego la vuelven a dar a los cinco o seis días, un poquito, como dos o tres horas, pero uno recoge y se resuelve, pero ya vamos para un mes y no nos dan los números”.

Agua color nestea

En Lago Azul, Iris Madueño, optó por cerrar la tubería de la calle para que el agua “sucia” no entre a los tanques: “Está llegando sucia y con mal olor. Si el agua es transparente, cómo es que dan esa agua tan sucia, parece nestea”.

Para los vecinos resulta un problema llenar los tanques con agua tan turbia: “Da lástima botar el agua –dice Gisela Camacho- vecina de Lago Azul- pero, como lavas con esa agua marrón, eso marrón es arena, tierra, uno se da cuenta, porque cuando llenas el envase y luego el envase se seca, la arenilla esa queda sentada en la ponchera y la ropa se te mancha, la otra vez se me mancharon unas toallas blancas, se pusieron amarillas, así como está viniendo el agua otra vez”.

El tema de la turbidez es una “novedad”. Antes, hace unos cuantos años, en Maracaibo llovía tal como ahora y nunca enviaban agua tan turbia como ahora.

Hidrolago informa que los recientes aguaceros hicieron que los ríos se desbordaran anegando los tanques de almacenamiento del agua tratada y sumergiéndolos, prácticamente, lo cual desafortunadamente enturbio el agua limpia que ya se estaba enviando a las comunidades.

Desde la Hidrológica pidieron paciencia a los vecinos: “No queremos enviarles aguas con sedimentos y con arena, estamos esperando que asienten un poco para poder procesarla y enviarles agua limpia, pero la crecida de los ríos fue muy grande”.

El problema es que los días pasan y los vecinos cada vez acumulan más ropa sucia; el agua de los aires, que usan para bañarse y bajar los sanitarios no es suficiente.

En casa de Ortiz, son cinco niños, papá, mamá y los abuelos. Imagínense ese cuadro con dos pipas abajo y dos tanques de techo de 800 litros. Están arruinados de comprar cisterna.

«Por los dos tanques de arriba, que cada uno mete 800 litros son 15 o hasta 18 dólares que te piden, eso es demasiado, por más que ahorres, no te da».

NAM/Comunidades