• ¡NI PA´ REMEDIO! Farmacias: Medicinas con precios regulados desaparecieron del mercado

    La política de regulación no ha garantizado el abastecimiento de medicinas. Han pasado 28 días desde que el gobierno publicó en Gaceta Oficial la lista de los precios “acordados”, pero ninguna de las farmacias visitadas, pertenecientes a 3 cadenas que firmaron el convenio con el Ejecutivo, expendían los 56 principios activos y sus 172 presentaciones.

    La regente auxiliar de un establecimiento en Santa Mónica aseguró que no han recibido ni un producto regulado. “No llegan y no se sabe cuándo los tendremos”, dijo la trabajadora, que además opinó que no está de acuerdo con la política de “precios acordados”. “¿Qué se consigue de los productos de la canasta alimentaria que regularon?”, se preguntó.

    “¡Desaparecen!”, respondió Manuel Andrade, un consumidor que buscaba alopurinol, y no había. Consideró que la regulación de precios “es buena” porque el sueldo que devengan los trabajadores no alcanza para prácticamente nada. Él, por ejemplo, gana 4.000 bolívares mensuales. Sin embargo, es consciente de que todo lo que el gobierno regula desaparece del mercado.

    En una farmacia de otra cadena, en Las Mercedes, la regente y una trabajadora aseguraron que tampoco han recibido ni una de las 56 medicinas. “No han llegado todavía. Lo que pasa es que la mayoría de las medicinas que el gobierno reguló ya estaban casi desaparecidas”, afirmó la farmacéutica.

    Baja producción. La falta de estos medicamentos, además de los que no están regulados, es consecuencia de la cada vez más fuerte caída de la producción debido a la falta de disponibilidad de divisas, de materia prima y de los altos costos. Tito López, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica, afirmó que de 2014 a agosto de 2018 el mercado descendió 67,2%. “Hace cuatro años el consumo de medicinas por persona era de 22 unidades. Había más variedad y más producción”, recordó.

    Desde enero hasta agosto de 2018 se colocaron 125 millones de unidades, cuando en 2014 el mercado farmacéutico vendió 714 millones. Debido al declive de la oferta, es difícil satisfacer una demanda que va en aumento, a menos que el gobierno ponga en marcha un sistema preciso y dirigido a la industria del sector para la adquisición mensual de divisas, pues el esquema actual no sirve, dijo López.

    Explicó que ahora no se cuenta con un dólar preferencial, por lo que los insumos y la materia prima se adquieren a tasa no oficial, lo que dispara los precios. Además, 95% de los proveedores prefieren la moneda estadounidense.

    El titular de Cifar añadió que la industria puede cumplir con los productos regulados siempre y cuando se revisen los precios como se prometió. “Es muy difícil proyectar precios y presupuestos en un país con hiperinflación, y más aún cuando los economistas advierten que la tasa en 2019 puede llegar a 10.000.000%”.

    A una sucursal de otra cadena de farmacias tampoco le han despachado fármacos con precios acordados. De hecho, ofrecían el losartán potásico con diurético en 576 bolívares. “Uno se enferma más cuando oye los precios”, expresó una clienta de la tercera edad. El mismo principio activo de 100 mg con 10 tabletas el gobierno lo fijó en 92,77 bolívares.

    Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, declaró que algunos productos “acordados” sí están llegando a unos establecimientos, pero la baja producción nacional y la limitada capacidad financiera para reponer los inventarios no permiten tener disponibilidad de productos en los anaqueles.

    Señaló que uno de los problemas es que algunas droguerías les dan a las farmacias entre dos y tres días para pagar la mercancía, y otras piden que el pago sea al contado. Solicitan que les den un crédito de por lo menos siete días.

    NAM/El Nacional

    Loading...