• ¡NAM SALUDABLE! Viruela del Mono se expande, pero no se requiere campañas de vacunación masiva aún

    Aunque no hay una vacuna directamente asociada a la cura o prevención de la Viruela del Mono, las consecuencias de esta enfermedad están lejos de ser tan letales como las del COVID-19. No obstante, si es un padecimiento de cuidado y lo mejor que puede hacer la sociedad es informarse y estar alerta, pues, coincide con el COVID-19 en el alto nivel de contagio que tiene a través de contactos estrechos, sangre, saliva y otros fluidos corporales. NAM Saludable te ofrece mayor persectiva de comprensión sobre este nuevo brote que amenaza al planeta.

    Reino Unido, Portugal y España durante los últimos días han detectado varios casos de viruela del mono, una infección zoonótica rara emergente. La enfermedad surgió en el año 1958, detectada en un laboratorio científico, donde surgieron dos brotes de viruela en colonias de monos que se utilizaban como objetos para investigaciones. Ya para 1970 es notificado el primer caso humano en un niño de 9 meses en la República Democrática del Congo.

    Para el Diario AS la experta Patricia Guillem, catedrática de Epidemiología de la Universidad Europea de Valencia, explicó que es posible que se den los brotes epidémicos concretos, cómo en el caso de la Viruela del Mono donde ha habido un salto de fronteras y de continentes, por lo que con esto hubo alguna importación por algún viaje internacional.

    De este modo también afirmó que las vías de transmisión son variadas por ser una enfermedad endémica y en la cual los reservorios son mamíferos pequeños, perritos de las praderas, la rata de Gambia, y la ardilla de bosques selváticos.

    “Esta enfermedad es endémica y ha causado zoonosis, por lo que también puede saltar la barrera evolutiva, como cuando las vacas locas que, a priori, solo afectaba a ovejas, vacas, y hubo casos en humanos también”. Manifestó en un contacto la experta.

    ¿Cómo se contagia?

    “Se contagia por contacto estrecho, roce, intercambio de fluidos (sudor, sangre, saliva, semen, orina…), las gotícolas también pueden ser una vía de transmisión; se han realizado estudios, pero serían gotícolas muy grandes y con un contacto muy estrecho, sería más difícil el contagio que el COVID o la tuberculosis. No se contempla de momento esa vía de transmisión. Otro modo de contagiarse es a través de exudados de las lesiones cutáneas».

    «Los síntomas empiezan por fiebre, inflamación de ganglios, cefalea, debilidad muscular, falta de ganas de todo, y luego ya las lesiones aparecen, primero muy pocas y luego muy profusas, y esas lesiones en la piel, en la boca, en los párpados, las manos, los pies, los genitales… aparecen como un herpes. Se convierten en pústulas, provocan eritema, se forma una lesión, pica, y acaba con costra y deja una pequeña cicatriz»

    ¿Cómo se puede controlar?

    No existen tratamientos o vacunas concretas contra el virus de la viruela del mono. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacunación antivariólica previa es eficaz: controla los brotes y tiene una eficacia del 85%, por lo que puede beneficiar a que la evolución de la enfermedad sea menos fuerte.

    El jefe del Grupo de Poxvirus y vacunas del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, Mariano Esteban, lleva estudiando 50 años el virus de la viruela, expresó que se debe prestar atención a la evolución del virus y actuar rápidamente con las herramientas existentes en la actualidad.

    Esteban puntualiza que es determinante aislar a las personas infectadas y a sus contactos estrechos, todo esto lo comunicó en una entrevista en “Las Mañanas de RNE”.

    También expresó que se deben tomar medidas de confinamiento y seguimiento de las personas que han estado en contacto, además resaltó que se tienen los remedios, los dos antivirales y la vacuna frente al virus. De este modo, coincide con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades en la idea de vacunar a los contactos estrechos de alto riesgo, pero no considera necesaria una campaña de vacunación masiva.

    Síntomas

    Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), la enfermedad presenta los siguientes síntomas:

    – Fiebre

    – Dolor de cabeza

    – Dolores musculares

    – Dolor de espalda

    – Escalofríos

    – Inflamación de los ganglios linfáticos

    – Agotamiento

    Tres días después de tener fiebre, se puede desarrollar un sarpullido en la cara junto con el cuerpo, que evoluciona hasta dejar lesiones en la piel como costras.

    El tiempo desde que la persona se infecta hasta que tiene síntomas de la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días, pero puede variar entre 5 y 21 días, informan los CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

    Se está propagando

    Las últimas cifras de la OMS

    Los casos de viruela del mono confirmados en las últimas semanas en países no endémicos se elevan ya a 131, con otros 106 sospechosos, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indicó que los países que han notificado más contagios son España (40), Portugal (37) y Reino Unido (20).

    Los casos se han confirmado por ahora en 17 países, en su mayoría europeos, aunque también se han identificado contagios en Pakistán (2), Israel (1), Canadá (5), EE.UU. (2) y Australia (2), indicó la OMS durante una sesión técnica de la actual asamblea anual de la organización.

    España es también el país con más casos sospechosos de la enfermedad (51), seguido de Canadá (17) e Italia (15), de acuerdo con los datos de la OMS, que informan de un posible contagio en Argentina.

    La enfermedad es endémica desde hace al menos 40 años en países de África occidental y central, y aunque con anterioridad se habían registrado casos en otras regiones, vinculados hasta entonces siempre a personas que habían viajado al continente africano, esta es la primera vez que se observa un brote tan extendido.

    La experta Rosamund Lewis, del departamento de viruela de la OMS, subrayó en una rueda de prensa que por ahora los focos de contagio son pequeños (familias, grupos de conocidos), ya que la principal vía de transmisión es el contacto estrecho, por lo que el riesgo para la población en general es “bajo”.

    Los síntomas de la enfermedad pueden incluir fiebre, inflamación de los nódulos linfáticos, dolores de cabeza, cansancio muscular y erupciones cutáneas en cara, manos, pies, ojos o genitales.

    Lewis recomendó a quienes desarrollen estos síntomas consultar a profesionales sanitarios, aislamiento en el domicilio y evitar el contacto físico con otras personas.

    La vacuna contra la viruela convencional, una enfermedad de mayor gravedad, probó ser eficaz 85 por ciento contra la viruela del mono.

    Sin embargo, la mayoría de las generaciones más jóvenes no están vacunadas contra la viruela, que se consideró erradicada a nivel global hace ya cuatro décadas, por lo que se detuvieron sus campañas de inmunización y hoy Lewis reconoció que las existencias de vacunas antiviruela en el mundo actualmente son “limitadas”.

    El primer caso de viruela del mono en el mundo se detectó en 1970 en un niño de la República Democrática del Congo, y en ese país solo en lo que va de año se han registrado 12 mil casos sospechosos, subrayó la experta.

    NAM/María Auxiliadora Sabril/EFE

    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m