jueves 26 de enero de 2023

¡NAM SALUDABLE! Conoce los riegos que tiene el consumo del tabaco

El tabaquismo es una enfermedad crónica, adictiva y recidivante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el consumo de tabaco como un trastorno o una enfermedad. Esto se debe a la dependencia física que puede producir en las personas la nicotina de los cigarrillos.

El tabaco mata a más de la mitad de las personas que lo consumen, según la OMS. Cada año, más de ocho millones de personas fallecen en el mundo a causa del tabaco. Más de siete millones de las defunciones se deben al consumo directo de tabaco y alrededor de 1,2 millones son consecuencia de la exposición de no fumadores al humo ajeno.

El tabaco perjudica seriamente la salud. Un cigarrillo contiene cerca de 4.000 sustancias tóxicas, como monóxido de carbono, acetona, naftalina, disolventes, cianuro y alquitrán, incluso algún elemento radiactivo como el Polonio-210. El 90% del tabaco se consume en forma de cigarrillos, pero existen muchas otras formas de consumir tabaco igual de perjudiciales para la salud: puros, pipas, tabaco de liar, pipas de agua, tabaco de mascar entre otros.

¿Cómo el fumar tabaco afecta a los pulmones?

Fumar daña las vías respiratorias y los pequeños sacos de aire en sus pulmones. Este daño comienza temprano en los fumadores, y la función pulmonar continúa empeorando mientras la persona fume. Sin embargo, puede que tome años antes de que se pueda notar el problema lo suficientemente como para diagnosticar la enfermedad pulmonar.

Asimismo, fumar puede ocasionar que la pulmonía y el asma empeoren. Además, causa muchas otras enfermedades pulmonares que pueden ser casi tan graves como el cáncer de pulmón.

¿Afecta la inhalación del humo el riesgo de cáncer?

Sí. Dondequiera que el humo alcance las células vivas, causa daño. Incluso los fumadores que no inhalan el humo respiran las grandes cantidades de humo que salen de sus bocas y de la punta encendida del cigarrillo, cigarro o pipa. Ellos están en riesgo de padecer cáncer de pulmón y otras enfermedades causadas por el humo de segunda mano.

También, el hábito de fumar causa daños al corazón y a los vasos sanguíneos (sistema cardiovascular), incrementando el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular. Es una causa importante de enfermedad coronaria, que puede conducir a un ataque al corazón.

Asimismo, fumar causa la hipertensión arterial, reduce su capacidad para ejercitarse y aumenta la probabilidad de coagulación de la sangre. También disminuye los niveles del colesterol HDL (bueno) en la sangre.

El fumar puede causar o empeorar la pobre circulación de la sangre en los brazos y las piernas (enfermedad vascular periférica o PVD). Esto puede causar dolor en las piernas cuando camina, y pueda ocasionar llagas abiertas que no sanan. La cirugía para mejorar la circulación sanguínea a menudo no es eficaz en las personas que siguen fumando. Por esta razón, muchos médicos que hacen cirugías en los vasos sanguíneos (cirujanos vasculares) se niegan a realizar operaciones en pacientes con PVD a menos que ellos dejen de fumar.

Consecuencias de fumar tabaco para la vida sexual y el sistema reproductor

Mujeres

El consumo de tabaco puede afectar la salud del sistema reproductor femenino. Las mujeres que fuman tienen una probabilidad mayor de confrontar problemas para quedar embarazadas. Cuando están embarazadas también suelen tener problemas que pueden perjudicar tanto a ellas como a sus bebés, por ejemplo:

Las fumadoras son más propensas a tener un embarazo ectópico (donde el embrión se implanta por fuera del útero), lo cual puede poner en riesgo la vida de la madre.

También tienen una probabilidad mayor de ruptura de membrana prematura y placentas que se separan del útero muy prematuramente. De la misma manera, puede traer como consecuencias hemorragia grave, parto prematuro y una cesárea de emergencia.

Las mujeres que fuman son más propensas a tener un aborto natural, partos de bebés fallecidos, bebés con labio o paladar leporino y bebés por debajo de un peso sano. Fumar durante el embarazo también se ha relacionado con un mayor riesgo de defectos de nacimiento y síndrome de muerte súbita infantil.

Hombres

Fumar daña las arterias y el flujo de sangre es una parte clave para que se produzcan las erecciones. Los hombres fumadores tienen un mayor riesgo de llegar a tener impotencia sexual (disfunción eréctil) mientras más fumen y cuánto más tiempo lo hagan. Al menos un estudio ha vinculado también fumar cigarro a la impotencia sexual en los hombres.

Fumar también puede afectar el semen (lo que reduce la fertilidad) y aumentan el riesgo de aborto espontáneo y defectos de nacimiento.

Otras maneras en que el tabaco afecta su salud

No todos los problemas de salud relacionados con fumar terminan en muertes. El hábito de fumar afecta la salud del fumador de muchas maneras, causando daño a casi todos los órganos del cuerpo, y ocasionando muchas enfermedades. A continuación, presentamos algunos ejemplos de otras formas en que el tabaco afecta su salud:

  • Mayor riesgo de enfermedades de las encías y pérdida de dientes
  • Las heridas toman más tiempo para sanar
  • Disminución de la función del sistema inmunitario
  • Mayor riesgo de diabetes tipo 2
  • Disminución del sentido del olfato y del gusto
  • Envejecimiento prematuro de la piel
  • Mal aliento y dientes manchados
  • Aumento del riesgo de cataratas (opacidad de las lentes de los ojos)
  • Baja densidad ósea (huesos más delgados), que significa un mayor riesgo de fracturas de huesos, incluyendo la fractura de cadera
  • Mayor riesgo de artritis reumatoide
  • Mayor riesgo de degeneración macular relacionada con la edad, que puede causar ceguera
  • Mayor riesgo de úlceras pépticas

Muchos de los problemas relacionados con el fumar pueden robar la calidad de vida a una persona mucho antes de que muera. Las enfermedades relacionadas con el hábito de fumar pueden hacer que sea más difícil respirar, desplazarse, trabajar o divertirse. Dejar de fumar, especialmente a edades más tempranas, puede reducir la discapacidad relacionada con el fumar.

Riesgos en la salud para los niños que fuman

Fumar cigarrillos y usar productos de tabaco causa graves problemas de salud en niños y adolescentes. Con el tiempo, los fumadores entonces presentan los problemas de salud discutidos anteriormente y a menudo a edades más tempranas.

Uno de los problemas más graves es la adicción a la nicotina, que conduce al uso de tabaco a largo plazo a medida que los niños avanzan en edad. Hay evidencia que indica que la nicotina causa daño al desarrollo cerebral de los adolescentes. Es importante saber que la mayoría de los cigarrillos electrónicos (como los vapes y los cigarrillos electrónicos tipo bolígrafo) también contienen nicotina.

Los niños y adolescentes que fuman con regularidad suelen tener más problemas de salud que los niños que no lo hacen, tales como:

  • Episodios de tos
  • Falta de aliento, incluso cuando no se está haciendo ejercicio
  • Respiración sibilante o jadeante
  • Dolores de cabeza más frecuentes
  • Aumento en la producción de flema (mucosidad)
  • Enfermedades respiratorias de mayor gravedad y que ocurren con más frecuencia
  • Síntomas de resfriado y gripe más fuertes
  • Deterioro de la condición física
  • Deficiencia de la función y del crecimiento pulmonar, que aumenta el riesgo de COPD

Recomendaciones para superar los momentos difíciles después de dejar de fumar

  • Durante los primeros días después de dejar de fumar, pase el mayor tiempo posible en lugares públicos en los que no se permite fumar. (En bibliotecas, centros comerciales, museos, teatros, restaurantes que no tengan barras e iglesias por lo general no se fuma).
  • Cuídese más. Beba agua, aliméntese bien y duerma lo suficiente. Esto podría ayudarle a obtener la energía necesaria para lidiar con la tensión.
  • No consuma alcohol, café ni cualquier otra bebida que usted asocie con fumar por al menos varios meses. Trate algo diferente, tal vez diferentes tipos de jugos de frutas 100% naturales, bebidas deportivas y aguas. Procure consumir bebidas que sean bajas en calorías o sin calorías.
  • Si extraña la sensación de tener un cigarrillo en su mano, agarre otra cosa, por ejemplo: un lápiz, un clip, una moneda o una canica.
  • Si extraña el tener algo en su boca, intente con palillos de dientes, palitos de canela, chicle sin azúcar, paletas sin azúcar o apio. Algunas personas mastican un popote (sorbete o pajilla) o un palillo para agitar bebidas.
  • Respire profundamente para así relajarse. Imagínese sus pulmones llenos de aire limpio y fresco.
  • Recuerde su meta y el hecho de que sus ansias para fumar se reducirán con el paso del tiempo.
  • Cepíllese los dientes y disfrute del sabor refrescante.
  • Haga rondas breves de ejercicios (como alternar entre tensar y relajar los músculos, hacer lagartijas y sentadillas, subir las escaleras o tocarse los dedos de los pies).
  • Llame a un amigo, familiar o llame a una línea telefónica para dejar de fumar cuando necesite ayuda adicional o apoyo.
  • Coma de cuatro a seis comidas pequeñas durante el día en vez de una o dos comidas abundantes. Esto mantiene sus niveles de azúcar en la sangre constantes, su energía en equilibrio y ayuda a prevenir el deseo de fumar. Evite comidas dulces o condimentadas que puedan provocar el deseo de fumar.

Dejar de fumar pueda ser dificultoso para las personas que tienen años inhalando humo de cigarrillo o tabaco. Sin embargo, no es imposible salir de dicho vicio, ya que existen múltiples maneras de combatir con las ansias e incluso se puede acudir a un médico o un psicólogo para la realización de terapias en beneficios de dejar la nicotina.

NAM/Génesis Suárez/ América Cáncer Society

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web:

https://noticiaalminuto.com/

Twitter:

https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:

https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:

https://noticiaalminuto.com/telegram

Grupo de WhatsApp:

https://noticiaalminuto.com/whatsapp