miércoles 28 de febrero de 2024

Míriam Sánchez subasta sus pechos para poder dedicarse a la interpretación

“Vendo mis implantes de silicona a pornófilos, fans de Lucia Lapiedra. Son sus tetas. Las envío por correo por 500 euros. ¿Quién da más?”. Así lo anunció Míriam Sánchez en Twitter dejando a todo el mundo con la boca abierta. Al parecer, la que fuera ex de Pipi Estrada ha decidido vender sus prótesis mamarias para poder dedicarse al mundo de la interpretación.

La actriz ,se ha sometido a una intervención quirúrgica a principios de junio para extirparse las prótesis debido a que le ocasionaban problemas de espalda por su gran tamaño. De esta forma, Lucía Lapiedra, con un talla 115, ha pasado a ser simplemente Míriam Sánchez, con un 85.

En Vice han hablado incluso con el comprador, un tal Rafa, que asegura que todo “todo empezó como una broma, pero cuanto más lo pensaba, más me apetecía tenerlas. Además, hablando con Miriam por privado me cayó bien y descubrí a una mujer encantadora, más allá de su imagen pública. Según me dijo, me eligió a mí porque fui el que más confianza le dio”.

La compraventa se cerró hace unas semanas, donde Rafa comenta cómo se efectuó la entrega: “Me las envió por correo certificado y le hice una transferencia bancaria. Ahora tengo los implantes expuestos en mi habitación. Cada vez que vienen visitas, los guardo, aunque intento evitar que los toque nadie”.

Hacía tiempo que no se sabía nada de Míriam Sánchez, que participó en programas de Telecinco como Crónicas Marcianas y TNT, como musa erótica y consejera del amor. Hasta llegó a participar en Supervivientes 2008, donde resultó ganadora. Su relación con Pipi Estrada también hizo que fuese uno de los rostros populares de Sálvame.

Sin embargo, la que fuera actriz porno quiere empezar una nueva andadura profesional sin escándalos ni habladurías. De ahí que haya decidido desprenderse de dos de sus bienes más preciados y que más trabajo le han dado en la industria del cine para adultos. Ahora espera una oportunidad en el cine alejada del porno mientras continúa haciendo bolos por diferentes discotecas de toda España.