• ¡FIGURA DEFINIDA! Todas las claves para mantenerse tan en forma como la reina Letizia

    Su última aparición pública no deja margen a la duda: Doña Letizia, a sus 46 años, está más en forma que nunca. Anoche repetía un mono que estrenó hace 4 años y la comparativa entre ambas instantáneas confirma que la Reina ha encontrado el perfecto equilibrio entre un cuerpo delgado y tonificado. Los brazos y las piernas parecen las zonas claves de su entrenamiento, una rutina que combina ejercicios de gimnasio (como pesas, planchas, gomas, aeróbic y máquinas) con Yoga Iyengar, su disciplina favorita. ¿El resultado? Una figura definida, como podemos ver en las múltiples ocasiones que elige looks sin mangas o vestidos cortos. Analizamos con varios expertos todas las claves para conseguir un físico como el suyo.

    Los brazos y el paso de los años

    Con su rutina para tonificar sus brazos, bien torneados y sin atisbo de grasa o flacidez, la Reina ha logrado uno de los objetivos de muchas mujeres: conseguir que el paso de los años no se aprecie en una zona especialmente sensible. Y es que los brazos denotan el paso del tiempo y el efecto de la gravedad, sobre todo en el área de los tríceps de las mujeres, que, por lo general, tienen menos musculadas estas exremidades. Tal y como nos explican desde la Unidad Metabólica y de Control de Peso del Instituto Médico Ricart, “fortalecer los brazos femeninos requiere esfuerzo y paciencia porque la fuerza de la gravedad es más estricta que en el caso de los hombres. Resulta vital una rutina de ejercicios alternos durante un mínimo de 3 días a la semana centrada en tonificar bíceps y tríceps”.

    La constancia en la práctica de deporte, el seguimiento de un plan de alimentación equilibrado y los tratamientos estéticos destinados a esta zona son el trío ganador para conseguir unos bíceps estilizados y tonificados como los de doña Letizia. Miguel Rojo, director de Cool Health Club, nos explicaba que la tonificación de esta zona va a depender de tres factores principalmente: la genética, la alimentación y el ejercicio, y, menos el primero, los otros dos los podemos controlar y actuar sobre ellos.  “La genética ayuda, pero no siempre va acompañada de tersura y musculatura”, nos dice la entrenadora personal de la Unidad Metabólica y de Control de Peso de Instituto Médico Ricart, que recomienda, ya sea en casa o en el gimnasio,realizar ejercicios de curl de bíceps con pesas, barra o TRX. Los ejercicios de tríceps son todavía más importantes, porque es en esta parte donde se pierde más rápidamente la tersura.

    Ejercicios que te ayudan a fortalecer los brazos

    Miguel Rojo, por su parte, nos recomienda estos cuatro ejercicios (que puedes hacer sin salir de casa) para conseguir que nuestros brazos estén definidos:

    – Cangrejo estático (bíceps y tríceps) sentada en el suelo, dobla rodillas y apoya las plantas de los pies, separándolos la anchura de los hombros. Coloca las manos también en el suelo, al lado del cuerpo, con los dedos hacia tus piernas. Eleva la cadera y colócate en posición de mesa, manteniendo el core tenso en todo momento (así, como beneficio añadido, trabajarás abdomen, glúteos y lumbares). A partir de esa postura, eleva un brazo hacia el techo primero, extendido. Vuelve a la posición inicial y repite el movimiento con el otro brazo. Ve alternando uno y otro.

    – Flexiones de brazo (bíceps): Necesitarás unas pequeñas mancuernas o una goma elástica (písala en el centro y coge un extremo con cada mano). Colócate de pie, con los brazos extendidos hacia el suelo y dobla un codo, elevando la mano hasta el hombro. Vuelve a la posición inicial y repite con el brazo contrario.

    – Elevación lateral (hombros): Con las mismas mancuernas o con la goma y en la posición inicial del ejercicio anterior, eleva un brazo extendido hasta la altura del hombro, sin superarla. Baja el brazo y reppite con el contrario.

    – Fondo de tríceps: Colócate de espaldas a un banco o silla (o el sofá de tu casa) y apoya las manos en él. Los pies pueden quedar tan alejados del asiento como consideres y, a partir de ahí, tienes que bajar y subir el tronco en horizontal. Intenta hacerlo con la fuerza de los brazos y, a medida que vayas mejorando, aleja los pies para intensificar el trabajo.

    Pero todavía hay más opciones, y sin pisar el gimnasio, según cuenta la entrenadora personal Marta Rosado. “Lo que siempre recomiendo para hacer en casa, y para mí es el ejercicio estrella, son los fondos de tríceps en pared. No necesitas nada más que el peso de tu propio cuerpo y una pared. De pie, colocas tus manos al frente, apoyando las palmas en la pared en línea recta con tus hombros. Da un paso atrás con tus pies y apoya solo las puntas. Imagina que tienes una goma en tus codos y que no debe dejar de estar tensa. Piensa en apoyar tus codos en la pared y todo el antebrazo, y baja lento. Después, vuelve a alejarte de la pared, manteniendo el tronco en línea recta en todo momento y focalizando tu fuerza en los tríceps. Plantéate hacer este movimiento 50 veces al día. Puedes repartirlas a lo largo del día o hacerlas todas juntas”.

    Pero todavía hay más opciones, y sin pisar el gimnasio, según cuenta la entrenadora personal Marta Rosado. “Lo que siempre recomiendo para hacer en casa, y para mí es el ejercicio estrella, son los fondos de tríceps en pared. No necesitas nada más que el peso de tu propio cuerpo y una pared. De pie, colocas tus manos al frente, apoyando las palmas en la pared en línea recta con tus hombros. Da un paso atrás con tus pies y apoya solo las puntas. Imagina que tienes una goma en tus codos y que no debe dejar de estar tensa. Piensa en apoyar tus codos en la pared y todo el antebrazo, y baja lento. Después, vuelve a alejarte de la pared, manteniendo el tronco en línea recta en todo momento y focalizando tu fuerza en los tríceps. Plantéate hacer este movimiento 50 veces al día. Puedes repartirlas a lo largo del día o hacerlas todas juntas”

    Hola

    Loading...