miércoles 17 de abril de 2024

¡EXQUISITO MANJAR! Deliciosa receta de torta de auyama tipo quesillo

Este sábado, te traemos una deliciosa torta de auyama, que es ideal para una tarde de antojos o después de una comida excelente. Este manjar se caracteriza por su textura tipo quesillo, es tan fresco que no dejarás de comer.

Esta receta se basa en hacer una torta de quesillo, incorporando puré de calabaza y pan rallado. Ahora te daremos los ingredientes de un como hacer esta torta de auyama con leche condensada.

Ingredientes:

  • Para el caramelo:
  • Para la torta:

Estos son los pasos a seguir para hacer esta receta:

Preparar el caramelo en primer lugar. Para ello, pon en una olla el azúcar junto con el agua y cuécelo. Verás que primero saldrán burbujas y más tarde, con un poco de paciencia, empezará a colorear y se formará el caramelo. No remuevas la olla, hay que dejarlo que poco a poco vaya cambiando de color por sí solo.

Truco: Procura que el caramelo no quede muy oscuro, es mejor un caramelo rubio y clarito.

Moja con agua un molde redondo preferiblemente metálico y vierte rápidamente el caramelo y distribúyelo por toda la base.

Reserva el molde con el caramelo y empieza a preparar la torta de ayuama tipo quesillo. Para hacerla, pon todos los ingredientes en un bol amplio, es decir, el puré de auyama, la leche condensada, la leche líquida con la media de la lata de leche condensada, el pan rallado, los huevos y el extracto de vainilla. Mezcla todo en un procesador de alimentos o a mano con un batidor hasta que quede una mezcla lisa y homogénea.

Truco: Si no tienes puré de auyama preparado, puedes hacerlo en casa troceando la calabaza pelada, cociéndola en agua o al vapor hasta que esté tierna y triturándola. Nosotros la hemos hecho al vapor para que tenga menos cantidad de agua.

Vierte la mezcla en el molde que previamente habías caramelizado. Cabe destacar que la torta de auyama venezolana puede hacerse en un molde redondeado con un agujero en el centro, como el nuestro, o uno sin agujero. Lo importante es que cumpla con las dimensiones adecuadas y el nuestro es de unos 20 cm de diámetro.

Tapa el molde con papel de aluminio y colócalo encima de una bandeja con agua. Luego, introduce la bandeja en el horno y hornea la torta al baño María a 180 ªC, con calor arriba y abajo, durante 1 hora y cuarto. Es muy importante cocinar el postre de esta forma, ya que sin la bandeja de agua el resultado sería una torta de auyama esponjosa pero no tipo quesillo.

Truco: El horno tiene que estar precalentado al menos 10 minutos antes de meter la torta.

Una vez horneada, deja que se enfríe dentro del molde y resérvala en la nevera. Este postre está más rico de un día para otro. En el momento de servir, calienta el molde unos minutos para que sea más fácil desmoldar la torta y conseguir que el caramelo se funda. Pasa un cuchillo por los bordes y desmolda con cuidado en un plato.

¡Ya está listo para servir en porciones esta auténtica delicia de auyama!

NAM/Agencias