• ¡ETAPA CRUCIAL DE LA CRISIS! Guaidó: “No tengan duda de que la presión va a escalar”

    La crisis económica se mantiene estancada como un constante y voraz ciclo de desgaste social, que también se expande al ámbito empresarial, comercial e industrial. Ese estado de cosas está enmarcado en un contexto cuyo elemento clave es el poder, es decir, las decisiones de la clase política que detenta el poder en Venezuela, por lo cual la solución de la debacle económica paca inevitablemente por un desbloqueo de la crisis política, según analistas.

    Es por ello que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, aseguró el pasado miércoles que en los próximos días aumentará la presión contra Nicolás Maduro.

    “No tengan duda de que la presión va a escalar. Las herramientas del mundo para enfrentar a un régimen de este tipo son las sanciones económicas y diplomáticas para violadores de derechos humanos y criminales”, dijo Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela.

    Con esa afirmación Guaidó deja entrever que su única estrategia, al menos hasta ahora, es la aplicación de mecanismos de presión financiera contra el gobierno de Maduro para debilitar las bases de su estructura de poder, que es el sistema de distribución de rentas (capitales) entre el sector político, empresarial y, sobre todo, militar de la jerarquía agrupada en los generales de la Fuerza Armada, para sostenerlo en el poder.

    Las declaraciones las ofreció a la prensa el líder opositor a su llegada a la plaza Bolívar del municipio Chacao, en el estado Miranda, donde sesionó el Parlamento de mayoría opositora, alineada con el proyecto de transición de Guaidó.

    El líder opositor alertó de la escalada de violencia por parte del “régimen Nicolás Maduro” y por la permisividad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que actúen civiles armados. “Están dejando actuar a violentos armados”, denunció.

    Esto implica que Guaidó y su ala de la oposición perciben que el gobierno de Maduro está empleando mecanismos de represión y “violencia política” posiblemente mucho más fuertes que durante 2019, año en el que inició, con la llegada del líder opositor a la escena nacional, este nuevo ciclo de tensión enmarcado en el prolongado período de crisis política del país desde 2014. 

    Guaidó enfatizó, además, que la responsabilidad por los actos violentos recae sobre el alto mando militar de Maduro. “El alto mando militar permite alegremente el ingreso a las zonas de seguridad de un aeropuerto internacional”, agregó, refiriéndose a los hechos violentos que sucedieron este martes a su llegada a Maiquetía.

    De hecho, con la tensión generada durante el retorno de Guaidó al país, es probable que el presidente del Parlamento utilice ese hito como un elemento más de justificación a la nueva escalada en la presión de Estados Unidos sobre Maduro, sobre el cual se baraja la posibilidad de que Washington podría llegar a incluir a su gobierno en la lista mundial de países que apoyan y financian el terrorismo.

    Ricardo Serrano

    Loading...