• ¡ENCONTRÓ SU ANILLO DE MATRIMONIO! Once años después de perderlo en la playa

    Devyn se dio cuenta de que había algo brillante en la arena de la playa. Lo llevó a casa y su madre escribió un mensaje en Facebook. Cuando Zuly lo leyó no podía creérselo. Era igual al que había perdido con su marido once años atrás. Envió una foto para comprobar si era el mismo y ahora ya lo tiene de nuevo. Devyn Greer es una adolescente que estaba paseando por Huntington Beach, en California, cuando de repente se encontró con algo que relucía. “Estaba volviendo del agua y vi una cosa bastante brillante”,contaba en declaraciones al programa ‘Inside Edition’. Y añadía “en realidad no sabía qué hacer… con 15 años… y había encontrado un anillo enorme”.

    Al llegar a casa se lo dijo a su madre y cuando lo vio decidió que lo mejor era hacerlo público. Lo contó en las redes sociales locales señalando que la posible dueña del anillo se pusiera en contacto con ella.  Lógicamente, antes tendría que leer aquel mensaje en el que se leía “mi hija encontró un anillo en la playa. Si alguien ha perdido uno, que me escriba por privado”. No muy lejos de allí, a unos 25 kilómetros de distancia, Zuly Schober no podía creerse lo que estaba leyendo. Había perdido un anillo en aquel mismo sitio hacía 11 años mientras estaba divirtiéndose con su marido, Patrick. Fue al volver a casa cuando se dio cuenta de que ya no lo llevaba puesto. Regresó para ver si lo encontraba, pero tras buscarlo durante bastante tiempo lo dio por perdido.

    Ambos pensaron que se le habría salido sin notarlo. De hecho Patrick asumió “que no volveríamos a ver aquel anillo nunca más”. Y Zuly recordaba aquella fecha como un mal día en el que lloró. Cuando leyó el mensaje escrito por la madre de Devyn creyó que sería una buena noticia. “Lo que pensé fue: ‘qué tengo que perder’? Puede ocurrir que sea mi anillo, que sería increíble, o no”, explicaba.  Envió una foto antigua de la ceremonia de su boda para comprobar si se trataba del mismo. Y para su sorpresa, sí era. “Me puse nerviosa y me puse a reír como una persona enloquecida”, contaba.

    Ahora Devyn y Zuly han tenido la oportunidad de verse. Y ésta le dio un abrazo al tiempo que le decía que tenía mucho aprecio por el anillo. La joven, contenta por el hallazgo y por haberla hecho feliz, le respondió que era muy bonito y que se lo merecía.

     

    Hola

    Loading...