viernes 1 de marzo de 2024

¡EN PICADA! Reservas internacionales de Venezuela caen a $1.000 millones de dólares

El país se queda literalmente sin recursos. No solo por su excesiva deuda externa de 150.000 millones de dólares, su pérdida de capital humano por la migración de 4 millones de venezolanos o por la devaluación acelerada del bolívar frente al dólar. También está en un proceso de pérdida de sus reservas internacionales en capital y oro monetario.

Y es que el valor de las reservas de oro del Banco Central de Venezuela (BCV) cayó en 1.000 millones de dólares en seis meses, según los datos a junio que difundió el emisor venezolano esta semana, reseñó la agencia Reuters.

Esto implica que ahora Venezuela tiene ocho veces menos activos a largo plazo para crear un fondo de estabilización que permita pagar un eventual rescate financiero del Fondo Monetario Internacional o inyectar estímulos fiscales en la economía nacional a través de esas reservas para reanimar todo el aparato industrial de la nación, en caso de que se concrete una salida política y económica a su crisis actual.

Las reservas que están en barras de oro equivalen a unos 4.620 millones de dólares, de acuerdo a los balances financieros del primer semestre del 2019, un monto 18,5% menor a los 5.669 millones de dólares en lingotes que mantenía el Central en sus bóvedas al término de 2018. Se trata de la más baja tenencia de oro de Venezuela en 75 años, según los datos del banco, precisa el reporte del BCV al que tuvo acceso Reuters.

Otra causa que originó esa desintegración de las reservas del país es que el gobierno de Nicolás Maduro extrajo y vendió 14 toneladas de oro del Banco Central por un monto de 570 millones de dólares en mayo de este año, según una investigación difundida por la agencia Bloomberg.

Esos cargamentos de oro no son los primeros que los altos funcionarios de Maduro dilapidan de los depósitos del Tesoro Público Nacional, pues ya han ejecutado transacciones anteriores con oro venezolano enviado a través de rutas clandestinas que usa el Gobierno para evadir los bloqueos financieros impuestos por las sanciones de Estados Unidos.

En el primer semestre de este año, unas 26,36 toneladas de oro de máxima pureza dejaron de pertenecer a las reservas del Banco Central, de acuerdo a las notas de los balances financieros del emisor.

El informe indica que el organismo ahora cuenta con unas 102,40 toneladas de oro monetario, pero un tercio de ellas está en el Banco de Inglaterra y funcionarios del gobierno de Maduro han denunciado que no han conseguido repatriar los lingotes por las sanciones. Ese oro retenido en Inglaterra es producto de un incumplimiento de pago de una deuda que contrajo Venezuela con el banco británico, en la cual puso como garantía un cargamento de lingotes del preciado metal dorado.

El año pasado, el gobierno de Maduro comenzó a exportar oro de los mineros a Turquía por primera vez y a la par vendió parte de los lingotes de máxima pureza. En el último semestre de 2018 ya había reducido las reservas de oro monetario en otros 1.000 millones de dólares, de acuerdo con los datos oficiales, según Reuters.

Investigaciones periodísticas aseguran que buena parte del oro producido en las minas del estado Bolívar, al suroeste del país, es enviado en esos cargamentos junto al oro del BCV hacia Turquía, que es el máximo comprador de oro de Venezuela y su gobierno, presidido por Recep Tayip Erdogan, firmó convenios con Maduro para explotar el Arco Minero del Orinoco, la reserva de riquezas naturales y minerales más grande del país.

NAM/Ricardo Serrano (Twitter: RS_Journalist)