• ¡CONÓCELAS! Seis criptomonedas nacidas en Latinoamérica

    Las criptomonedas no entienden de fronteras. De hecho, gran parte de su atractivo es la completa eliminación de las barreras geográficas que suponen. Al no depender de un ente central, cualquier persona (siempre y cuando su gobierno no lo prohíba, y aún así eso no es tarea fácil) puede comprar y vender criptomonedas esté donde esté mientras cumpla un único requisito: tener conexión a Internet.

    Sin embargo, las criptomonedas no se crean por generación espontánea, sino que son creadas por desarrolladores duchos en la tecnología blockchain. Y al igual que las propias criptos, estos desarrolladores tampoco entienden de fronteras. Casi cualquier país del mapa tiene un genio, o grupo de ellos, que han decidido crear sus propia criptomonedas, y Latinoamérica, por supuesto, no es una excepción. A continuación os presentamos seis criptomonedas creadas en Latinoamérica:

    -SOYA: Esta criptomoneda creada en Argentina (y actualmente terminando su fase de desarrollo) por la empresa Agrotoken es única en el mundo; su precio estará relacionado directamente con la soja, uno de los cultivos mayoritarios de América del Sur.

    SOYA (también conocida como Criptosoja) es una stablecoin, lo que quiere decir que su precio se mantiene estable en relación a otro activo. En el caso de SOYA, su valor dependerá directamente del precio de una tonelada de soja.

    Criptosoja América Latina

    -BRZ: BRZ, también conocida como Brazilian Digital Token, es una stablecoin creada en Brasil y es un token ERC20, que es el nombre que reciben las criptos creadas en el ecosistema Ethereum. Está diseñada para mantener una equivalencia 1:1 con respecto al real brasileño, la moneda oficial de Brasil. No se encuentra disponible en demasiados exchanges, siendo Bittrex uno de los pocos grandes que ofrecen este token.

    Brazilian Digital Token

    -BOLI: BOLI es la abreviación de Bolivarcoin, llamada así por Simón Bolívar y creada en 2015 en Venezuela por Satoshisimon Bolivarmoto, un juego de palabras poco sutil que combina el nombre de la figura latinoamericana por excelencia y el del creador del Bitcoin, Satoshi Nakamoto. Se trata de la primera cripto venezolana (sin contar la fallida Petro) y una de las primeras criptomonedas de Latinoamérica. Pero, además de estar listada en muy pocos exchanges, su valor se encuentra en momentos bajos, rondando actualmente los 0,005 centavos de dólar.

    BOLI Criptomoneda Venezuela

     

    -KTV: KTV o Kmushicoin es la criptomoneda colombiana más importante. Esta cripto, nacida en Boyacá tiene un cometido ecológico, algo que contrasta con las preocupaciones medioambientales de otras criptos como el Bitcoin. Mediante la compra de KTV se financia a la empresa Tierra Viva, dedicada a la conversión de residuos sólidos utilizando escarabajos adquiridos en Japón, país del que viene el nombre de la cripto. Actualmente, KTV tiene un precio de 0,98 dólares.

    Criptomoneda KTV Kmushicoin

    -NBR: NBR, también conocida como Niobio, es una criptomoneda brasileña que cuenta con su propia red blockchain. Se trata de una cripto diseñada para apoyar la economía de Brasil, concretamente el sector minero, ya que el 5% del total de NBR serán dedicados a prospecciones minerales en el país. Actualmente, el NBR tiene un valor de 0,53 centavos de dólar.

    NBR Criptomoneda Brasil

    -JAC: Jaspercoin, también conocida como JAC, es una novedosa cripto argentina que cuenta con su propia red blockchain, llamada Jasper. Esta red aspira a conectar vendedores de bienes tradicionales (alimentos, bebidas…) con usuarios de criptos mediante programas de lealtad (como puntos o descuentos) basados en los tokens de la red. Además, Jaspercoin puede ser minada por ordenadores modestos, e incluso venden un dispositivo preparado para minar esta cripto conocido como Jaspberry.

    Jaspercoin

     

    NAM/Trecebits

    Loading...