domingo 14 de abril de 2024

¡NAM, 6 AÑOS CRECIENDO! Viaje fascinante a ‘La Maracaibo de Antier’ en 80 extraordinarias postales || Súbete al Tranvía del Recuerdo NAM 06

Como regalo del portal cumpleañero Noticia al Minuto Web traemos a nuestros distinguidos lectores este fascinante recorrido que hemos titulado ‘La Maracaibo de Antier’ en 80 extraordinarias postales. Aquí te encontrarás imágenes de una ciudad que quizá no conociste, pero que guarda en su esencia los momentos más significativos de su evolución en el tiempo. 

Móntante en el tranvía de NAM y disfruta de este maravilloso encuentro con la ciudad de la década de los años 20, los 30, los 40, los 50 y quizá algo de los 70. Las fotos están enumeradas y no guardan orden cronológico. La razón de la numeración en la foto es para que, quien sepa de qué lugar y/o calle se trata, lo pueda expresar dejando un comentario a través de nuestras redes sociales Facebook, X, Instagram o Telegram.

Sin más preambulo, bienvendos y bienvenidas a esta cápsula del tiempo, una retrospección que nos ilustra de dónde venimos y cómo hemos llegado hasta lo que hoy somos como ciudad.

Bienvenidos al Tranvía del Recuerdo NAM 06…Haremos un extraordinario recorrido por «La Maracaibo de Antier» como regalo de aniversario que desde este portal ofrecemos a todos nuestros distinguidos y apreciados lectores…Que comience la ruta..!!

En Maracaibo, como en Caracas también hubo techos rojos que, desde una visual aérea, mostraban las características de las atinadas casas de grandes ventales y techos altos, ¿Cual será esta calle?

¿Alguien recuerda cuál es esta esquina? La Plaza Mayor de Maracaibo, hoy Plaza Bolívar, tuvo un tiempo cercada, ¿Recuerda la razón de este cercado y bajo cuál gobierno se ejecutó?

Esta postal muestra parte de la Plaza Bolívar cercada y con unos hermosos faroles muy de la época de los 30 alumbrando sus caminerías. Al fondo ¿Sabes qué es ese enorme edificio? es fácil de reconocer…Sigamos la ruta…

Aquí solo te vamos a evocar la frase del propietario de esta populosa bodega escenario de gaiteros y de grandes tertulias citadinas: «Si me lo carameleáis»…

Ahh, hoy en día es la sede de la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ, ¿Qué tipo de avión es ese y de cuál aerolínea histórica venezolana? Fue el primer aeropuerto internacional de la ciudad ¿Por qué lo mudarían de sitio?

Si te ubicas desde la avenida ‘Padilla’ y miras la visual, puedes observar que ahí está una torre de un templo, también se observan unos rieles y las casitas saladilleras: ¿Cuál calle es y a cuál templo pertenece la torre?

Nota los avisos pintados en las fachadas que observas en esta visual, formaron parte de el pujante comercio que despuntaba en aquella Maracaibo de los 30 y los 40 ¿Sabes cuáles eran esos comercios y qué vendían?

Lo que se ve al final, se parece muchísimo a la Capilla de Santa Ana ¿si lo es? Allí, antes de que se estableciera el Hospital Central Urquinaona, funcionó otra cosa ¿Recuerdas qué funcionó?

Esta es una panorámica fascinante de una plaza icónica de la ciudad. Observa al fondo el templo, y capta los modelos de automóviles que existían y como aparaban en lo que antes era, sencillamente una calle y hoy en día es una plaza… La pista está sencilla…

¿Les dice algo ese nombre? Hubo un excelso poeta zuliano que se inspiraba allí. Visitaba casi a diario el lugar y sentado en su mesa, degustando su cerveza fría y escuchando convesar a la gente, ponía su musa a volar…¿De quién hablamos y qué era este lugar?

¿Alguien está de acuerdo con el proceso de demolición del Saladillo? ¿No aplicaba allí, más bien un proceso de restauración? Imaginemos por un momento, ahora que nuestro tranvía del recuerdo pasa por allí, poder mostrar esas calles con esas casas bien conservadas como ahora mismo está la Calle Carabobo. ¿No sería de ensueño? Casas de techos altos y ventanales grandes diseñadas para mitigar el fuerte clima de Maracaibo, techos tejados de agradable vista. Hoy solo queda el recuerdo y estas imágenes para evocalro.

El edificio de 4 pisos que se observa al fondo fue el primer rascacielos de Maracaibo. En él hay una particularidad muy especial en sus columnas. Allí funcionó la Botica Nueva, algo más que una farmacia, tal vez el ‘Farmatodo’ de los 20′ Pero, si nos venimos más acá, hay otros tres edificios que se observan más pequeños y en medio de estos dos una especie de casa, tipo casita saladillera, donde un poeta iba a refrescarse e inspirarse, ya saben de cuál estamos hablando ¿cierto?

Se dice que en su construcción se utilizó el mismo material ferroso que en la construcción de la Torre Eiffel de París, así como la conexión entre la afamada torre parisina y el Puente O’ Leary de Maracaibo. Allí lo vemos como lo que fue en sus orígenes, un inmenso mercado. Hoy está convertido en uno de los más impresionantes centros culturales del país. ¿Ya sabes de qué se trata?

¿De quién es el busto? ¿Qué es eso que se ve al fondo como una especie de iglesia al lado de un enorme edificio de grandes y múltiples ventanales? ¿En cuál avenida de Maracaibo está ubicado?

¿Y este aeroplano? ¿Fue a caso e primero que aterrizó en Maracaibo? ¿Donde ocurrió este hecho y en qué año?

No crean -los de las generaciones recientes- que la cerveza Zulia que hoy en día disfrutamos es la original. La original es esta que se servía en esos vasitos tipo copas y en esas bandejitas de la época. Si les suena el nombre de Gustavo Zingg sabrán cuál es su relación con la original Cerveza Zulia. Sino, pregúntenle a sus abuelos o a cualquier adulto mayor maracaibero. Año 1925, de ahí es que se origina esta cerveza con sello 100 por ciento zuliano ya desaparecida y ahora replicada por una de las dos grandes compañías cerveceras del país.

Calidad comprobada en la taza…Valga la cuña. Venía esta presentación pequeña y una más grande en estas laticas que hoy en día son muy codiciadas por los coleccionistas. Ahora, el café se vende en bolsita. Estas laticas son una joya de la época en que se fundó la gran empresa de café del Zulia. Además, esta presentación era la especial, para gente de gusto exquisito por un café gourmet. Donde veíamos una latica como esta, inmediatamente nos trasladamos a Maracaibo.

Así eran las farmacias y locales comerciales de Maracaibo. ¿Cuál será este? ¿De qué año será esta fotografía? Nótese el vestir de las personas y el uso del sombrero que era algo obligado en el buen vestir de la época.

Y este es el interior de aquel lugar que vimos por fuera, donde el poeta se inspira. Un espacio predilecto de académicos, poetas, médicos, comerciantes, gaiteros. Es notable los anaqueles, la elegancia del área, el mobiliario que hace sincronía perfecta con la vestimenta de los maracaiberos de entonces. Los pisos con sus mosaicos otro detalle digno de admirar…

Esta es la Maracaibo de los 30, una ciudad bulliciosa, con su comercio callejero y sus imponentes edificios de corte español. Sus vehículos que indudablemente nos trasladan al pasado. Maracaibo era la ciudad más comercial del país, la Estambul de Venezuela.

Una familia maracaibera refrescándose en… ¿La Botica Nueva? seguro que no, pero, si en alguno de las bodeguitas de esquina que abundaban antes en Maracaibo y que todas tenián como referente un estilo particularmente elegante en su interior. Las bodegas de antes tienen un aire señorial y elegante muy particular, poco visto ahora.

¡Play Ball! Aquí están los Gavilanes de Maracaibo. ¿Quién sabe el origen de ese nombre ‘Gavilanes’? Quiénes intregraron ese equipo ¿Puedes divisar en esa foto a Luis Aparicio Ortega ‘El Grande’ de Maracaibo?

La Maracaibo de hoy tiene una inmensa deuda con este recinto. Todavía en pie, es el único que queda de la era del béisbol romántico de los 40. Solo que en un lamentable y doloroso estado de deterioro. En este estadio se escenificaron los juegos entre los equipos que encarnizaron una de las más ferreas rivalidades deportivas en la historia de este país.

Así era una típica calle del casco central maracaibero entre los 20 y los 40…¿A caso reconoces esta calle? ¿Puedes identificar los edificios a su alrededor?

Todavía existe. En ruinas y al parecer lejos de ser recuperado. Uno de los edificios más imponentes de la Maracaibo aristocrática. ¿Recuerdas su nombre? allí muere de comején y pena, esperando algún día la restauración.

Uno de los actos más significativos y recordados por la Zulianidad entera, la coronación canónica de María del Rosario de Chiquinquirá como Patrona del Zulia. Esta es una imagen de ese momento histórico ¿Recuerdas en qué año fue?

Hagamos una parada en el tranvía y compremos un buen café… Aquí la presentación más grande del café Imperial, lata extinta que muy pocos hoy día atesoran. Joya para los coleccionistas e ícono referente de la economía zuliana.

Este es el interior, en la planta baja, de aquel edificio de cuatro pisos del cual hablamos. Aquel que se convirtió en el primer rascacielos de Maracaibo. Mira el detalle de este mobiliario y lo que se puede apreciar que se vendía ¿De qué estamos hablando? Sigamos la ruta…

En el segundo piso, en el mismo edificio, está este señor ¿Quién lo recuerda? ¿Qué funcionaba allí? Sigamos el recorrido…

Y nos vamos a otro piso más arriba, en el mismo edificio, para observar estos anaqueles depósito. Mira toda la cantidad de frascos que hay en él. ¿Ya te viene a la memoria el lugar?

Bueno, si no te acordabas, esta es la fachada del lugar que acabamos de visitar. La Botica Nueva, situada en el flamante edificio de los Atlantes.

La Maracaibo de Anier nos da un empujón hasta una época un poco más reciente, pero no tanto. ¿Qué les dice ese edificio con ese nombre? Se observa un viejo autobús con unas niñas ¿Qué era Calendario?

¿Egipto en Maracaibo? si, desde luego, ¿Sabes a qué edificación pertenece este ángulo de esta torre? ¿Qué funcionó allí por años? ¿Observas el carro? ¿Es a caso una patrulla?

De los hoteles de categoría de la época les vamos a quedar a deber otras imágenes, porque, si algo tuvo Maracaibo fue hoteles de categoría, como el Granada, el Victoria, el Detroit y este que esperemos lo reconozcas.

Hoy en día, las grandes metrópolis del mundo cuentan con este sistema. Maracaibo lo tuvo desde los años de 1880, se configuraron varias rutas y eran eléctricos. ¿No es acaso este, un mejor y más avanzado sistema de transporte que lo que hoy tenemos en la ciudad? De ellos solo quedan las réplicas que nos dan los paseos turísticos saliendo desde Vereda del Lago

…Te acordáis saladillero, yo se que te lo imaginas a mi saladillo entero, mi barriada tan genuina, tus retretas, los dulceros, las gaitas en las esquinas…

No lo habíamos visto en su esplendor, pero aquí está, la Botica Nueva, el primer rascacielos de Maracaibo

Una mañana cualquiera frente al Hotel Victoria, situado en la Plaza Baralt, la plaza del encuentro de los maracaiberos.

Hoy lo preservamos y lo adoramos como un tesoro, pero, no se parece a este. Pues, este fue el original Teatro Baralt de Maracaibo, donde se proyectaron las primeras películas, se presentaron las primeras obras teatrales, conciertos y óperas del país.

¿Recuerdan que nos tomamos una cerveza Zulia original? Pues aquí está la fachada de la enorme cervecería, situada en Santa Lucía con avenida El Milagro. Cerveza Zulia fue y sigue siendo ícono de Zulianidad, tanto que ahora fue replicada y reinstitucionalizada para preservar la tradición.

Ni hablar de podernos conectar por carretera desde Maracaibo hasta el resto del país, hasta la década del 60. Hacerlo, significaba darle toda la vuelta al Zulia bajando hasta el Sur del Lago y subiendo por la Costa Oriental, pero estos eran los ferry que surcaban nuestro Lago y que nos trasladaban con carro y todo hasta el otro lado de la entidad. Ellos desaparecen cuando levantan en las aguas del Coquivacoa el coloso puente de más de 8 kilómetros de largo para conectar por carretera a Maraaibo del resto del país.

¿Quién sabe entre cuales calles se ubicaba esta icónica bodega muy recordada por una generación de maracaiberos? Las Quince Letras, genio y figura, hasta el nombre es una genialidad.

Así era el malecón marabino. No es lo que ahora, separado por una enorme reja y alejado de la gente. Era el punto de encuentro del comercio en la ciudad y colindaba directamente con la Plaza Baralt, cuando, entonces, no existía la avenida Libertador. Allí llegaban las embarcaciones repletas de plátanos del Sur del Lago y cualquier cantidad de otros productos que allí mismo se vendían

Hoy en día es cuidada y conservada como un patrimonio del Casco Histórico de Maracaibo. Pero, ahora mismo la tienen en su esencia. La original Casa de Morales, hoy Casa de la Capitulación. último  bastión de las edificaciones coloniales magnánimas de Maracaibo.

El 2 de abril de 1933, se inaugura en el sector La Ciega, cerca del Puerto de Maracaibo, el inolvidable Estadio del Lago. El acto se realizó en horas de la mañana y contó con la presencia del presidente del estado Zulia, general Vincencio Pérez Soto, quien hizo el lanzamiento inaugural. No existía ni el Alejandro Borges y mucho menos el Luis Aparicio ‘El Grande’ Aquí comenzó a consolidarse el béisbol en Maracaibo.

Imponente edificio, calle de tranvías, casas coloridas de grandes ventanales y los nuevos faroles del alumbrado público. Así es, la hoy acontecida ciudad con el peor servicio eléctrico del país, fue la pionera en Venezuela y segunda en todo Latinoamérica en poseer luz eléctrica.

Aquí vamos, en el tranvía del recuerdo de NAM, recorriendo la Maracaibo de Antier, conociéndola, viviéndola y valorándola. Es el regalo en nuestro Sexto Aniversario para todos ustedes que nos siguen…Disfruten el recorrido, que ahora es cuando falta…

Los tranvía no siempre fueron eléctricos, pero cuando llegó la electricidad y se instauró este sistema de transporte, una enorme ciudad como Maracaibo que se abría paso desde Haticos hasta Delicias ya contaba con su conexión interna.

Posiblemente quien recuerde estos tranvías ha de ser un abuelo, bien abuelito. La añoranza ha de asaltar sus recuerdos y en quienes somos más jóvenes la nostalgia de no haberlo vivido. Fue una época realmente especial la de la Maracaibo de los tranvía.

¡Esperen el otro, que este va muy lleno! Una típica calle saladillera con su tranvía recorriéndola toda. A los lados, frente a las casas, las familias cogiendo fresco.

Este palacio ya no existe, pero ¿Donde quedaba y qué funcionaba ahí? sería bueno reconocer ¿Qué hay ahora en lugar de este hermoso e impnente edificio? ¿Les suena algo así como El Hospitalito? ¿Será o no será?

Antes no era plaza, simplemente era calle que terminaba de fondo con el Templo a San Francisco de Asís. Ver los carros y algunos de los ediifcios que todavía hoy siguen en pie, dan paso a la nostalgia

¿Alguien se ubica? Vean bien todos los elementos de esta foto. Impacta la hermosura de los faroles y las caminerías. ¿Ya la reconociste? pues así es, tenéis razón…

Por ahí dijimos que está conectado con la Torre Eiffel de París. Cuentan algunos cronistas que su material ferroso fue traído desde Francia ¿Será verdad esta historia? Por la forma que va adquiriendo ¿Ya reconoces de qué se trata?

Uno de los templos más hermosos y hoy día en ruinas de Maracaibo. Una verdadera lástima que jamás se valorara su arquitectura y su significado. Está hoy día ensimismado, encerrado entre las caminerías transitadas del llamado Callejón de los Pobres. Él corrió con la misma suerte del Templo de Nuestra Señora de Lourdes en Caracas.

Por si no lo sabías, entre los años 40 y 50 existían unos muchachos que, en sus burritos, cargaban de lado y lado unas tinajitas de barro donde vendían agua. Ellos eran conocidos como ‘los agüeros’ Aquí están descansando, dando de beber a los animales en el Lago para seguir el recorrido.

Fácil de identificar ¿Dónde estamos? ¿Qué calle es esta? Mira al fondo la torre de una iglesia ¿La reconoces?

Observen bien ese edificio, porque, seguramente, un joven no lo podrá reconocer. Es un famoso hotel de Maracaibo tienes de tarea identifiar cuál es ese hotel y cuál es la calle que le pasa por el frente.

¿Y acaso alguien podría reconocer esta calle? eso si será una tarea difícil, pero, es por los lados del Saladillo, hay que observar bien. La foto ya es de los años 70, hoy día no está así.

La ciudadela de casitas de agua que sirvió de inspiración para darle el nombre a Venezuela. Esta es una imagen de los años 20 tal vez de la ancestral Santa Rosa de Agua.

Y pasamos de nuevo por esta calle. En un principio, en la foto #2 vimos solo una esquina, aquí apreciamos calle y plaza en todo su esplendor. No era entonces Plaza Bolívar sino la Plaza Mayor

Así eran los supermercados en los años 30 y 40, inclusive 50 en Maracaibo. Anaqueles, productos nacionales e importados y la gente adquiriendo sus víveres. Un típico mercado de antaño.

Vean como vestían las mujeres de la época que iban a comprar a los mercados de la ciudad. Maracaibo siempre fue pujante en materia comercial ¿Qué te pasó Maracaibo? que no pudiste despegar

No solo es admirar el flamante bólido que se exhibe en esta imagen, ¿Será de los 30 o de los 40? ¿Qué marca, un Ford? Lo que si es cierto es que está aparcado frente al Diario Critica que nació en la década del 60.

Aquí rodarán cédulas, porque hemos llegado a Dulces La suiza, la famosísima fábrica de golosinas y galletas fundada en 1935. Estuvo ubicada en la av. Bella Vista.

¿Y esta postal de la Basílica con autos aparcados casi en la puerta de entrada ¿Dónde está la plazoleta? aún no existía, todavía la Iglesia era la casa más grande de la barriada El Saladillo.

La Maracaibo de entre los 20 y los 40 comenzaba a mostrar rostro de una ciudad llena de carros, autobuses, camiones de distintos modelos que cambiaron el sistema de vida del maracaibero y que poco a poco marcaron la desaparición de los tranvía.

Estación de combustible de la Esso. Esso es una denominación que se le dio en varios lugares a la empresa petrolera estadounidense Standard Oil, que fue de las primeras en venir durante la aparición del petróleo y la industrialización. Esta es una de las que surtía a Maracaibo.

¿Y qué me dicen de este genio? Esta eminencia de la medicina, no solo de Venezuela sino del mundo, nacido en el Zulia. ¿Lo reconociste? Médico invaluable del cual hoy nos seguimos sintiendo orgullosos, él fue pionero en varias investigaciones y destacó en una en particular ¿Sabes en cual?

Por allá vimos el Stand del Lago y parte del estadio Olímpico de Maracaibo, como era conocido el rebautizado Alejandro Borges. Fue en 1969 como parte de un conjunto de infraestructuras denominado Polideportivo de Maracaibo, que se construyó esta imponente obra que llegó a ser, junto con su hermano mayor el estadio Universitario de Caracas, los parques de pelota más grandes y modernos del Caribe, solo superados en tamaño por varios estadios de gran aforo levantados en Cuba. El Luis Aparicio ‘El Grande’ de Maracaibo, con capacidad inicial para 25 mil espectadores sigue siendo hoy ‘El Nido’ de las Águilas aunque requiere mucho cariño.

¿Cómo se denominó esta laaaaarga calle saladillera que comienza en la avenida El Milagro y finaliza en el pleno centro de la Basílica de Chiquinquirá?

Imposible hacer este recorrido en el tranvía del recuerdo de NAM sin hacer una parada en este coloso. Una de las obras de ingeniería más impresionantes de su época y aún de la época de hoy en día. Llegó a ser el puente de concreto armado pretensado más largo del mundo con sus más de 8 kilómetros. Aquí pasajes de su construcción en la década del 60

Conla aparición del Puente ‘General Rafael Urdaneta’ finalizó la existencia de los ferry que quedaron en la memoria nostálgica de quienes los utilizaron.

Y regresamos a 1945. Estadio Olímpico de Maracaibo ‘Alejandro Borges’ sede de la encarnizada rivalidad entre Gavilanes de Maracaibo y Lácteos de Pastora. Testigo del legado entregado por Luis Aparicio Ortega a su hijo Luis Aparicio Montiel: «Papá lo que me dio fue el bate» cuenta el Hall Fama MLB venezolano. Yace moribundo como una advertencia diaria, como un monumento a la indolencia y a la indiferencia. Solo vive del oxígeno que le proporcionan los niños de Limenor que hacen vida en sus deterioradas instalaciones, a la espera de un buen o unos buenos maracaiberos que quieran y puedan recuperarlo y convertirlo en museo viviente, el único bastión en pie sobreviviente de aquel béisbol romántico de la fundación

Y finalizamos nuestro recorrido atravesando los más de 8 kilómetros del Puente sobre el Lago de Maracaibo, coloso testigo del transitar del tiempo en una Maracaibo que fue creciendo y haciéndose pujante décadas tras décadas hasta toparse con las dos últimas que devinieron en atraso, retroceso y desguazo por parte de un Estado manejado desde el poder central que le ha negado al Zulia y a Maracaibo el sitial de ‘Atenas de América’ que siempre ha sido.

En NAM esperamos que este recorrido por ‘La Maracaibo de Antier’ haya sido del agrado de todos. Que quede este documento plasmado como una remembranza de lo que fuimos, hemos sido y podemos llegar a ser, la capital de un estado que lo tiene todo para desarrollarse y darle a sus hijos el mayor porvenir posible. Nosotros, desde este portal informativo, empujamos, ponemos nuestro granito de arena en pro de construir y de avanzar.

NAM/Ernesto Ríos Blanco/Fotos: Cortesía

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visite nuestro sitio web:
https://noticiaalminuto.com/

X:
https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:
https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:
https://noticiaalminuto.com/telegrama

Grupo de WhatsApp:
https://noticiaalminuto.com/whatsapp