• ¡BASURA ENERGÉTICA! Henry Ramírez: “A partir de los residuos podríamos producir energía eléctrica” (+VÍDEO)

    El dirigente social Henry Ramírez, asoma una opción para mejorar   la recolección de desechos sólidos en Maracaibo. Se trata de  una propuesta que aborda el problema y muestra perspectivas de solución.

    “Se propone organizar a Maracaibo en cuatro cuadrantes, en cada uno de ellos se instalan dos plantas. Una recicladora y compactadora y otra incineradora de las que no contaminan”, detalló.

    Prosiguió explicando Henry Ramírez, que, luego con camiones de carga se hará un recorrido por las parroquias y se recogerán los desechos inorgánicos de los distintos materiales como por ejemplo;  el cartón, plástico, vidrio y algunos metales, para posteriormente ser llevados a reciclar y compactar.

    Señaló que luego el producto obtenido se vende y ese dinero se puede reinvertir en las comunidades.

    En ese orden de ideas, detalló que con camiones tradicionales se recolectan los residuos orgánicos, que se incineran en la otra planta, eso genera un  vapor que se convierte en energía eléctrica que puede servir para una empresa socioproductiva de la comunidad.

    Vale destacar, dijo que, las plantas incineradoras se utilizan en los países del primer mundo. “Mientras Suecia se centra como punto fundamental en no producir residuos como piedra angular de su sistema, 32 estaciones WTE (plantas incineradoras productoras de energía) del país queman casi tanta basura como el país recicla. Pero tiene truco, porque alrededor de 800.000 toneladas de basura se importan desde el Reino Unido, Italia, Noruega e Irlanda, ya que los suecos son tan eficientes y recicladores, que necesitan importar basura. El sistema WTE trabaja desde el principio de que tres toneladas de basura quemada contiene tanta energía como una tonelada de fuel oil. 950.000 hogares suecos se calientan con la energía producida por el sistema, y 260.000 hogares se abastecen totalmente por ella”, precisó.

    Vea el vídeo de Henry Ramirez:

    Loading...