martes 21 de mayo de 2024

¡7.530 DENUNCIAS EN DOS AÑOS! Cabimas es el epicentro de ciberdelincuentes

Cabimas es un municipio petrolero del estado Zulia, al occidente de Venezuela, identificado por organismos de seguridad como el epicentro de bandas de ciberdelincuentes y pioneros de modus operandi de cibercrimen en el país. Los delitos registrados por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) van desde el hackeo de redes sociales, carding, fraude electrónico, suplantación de identidad, pretexting y ofertas engañosas hasta el acceso indebido a cuentas de correo electrónico.

Entre los años 2020 y lo que va de 2022, según cifras a las que tuvo acceso El Pitazo, en las delegaciones de la Costa Oriental del Lago y otras zonas del Zulia se procesaron al menos 7.530 denuncias sobre fraude electrónico y cerca de 127 personas han sido detenidas.

Cabimas tiene 9 parroquias y en 3 de ellas, Carmen Herrera, La Rosa y Ambrosio, se concentra la mayoría de los ciberdelincuentes que buscan blancos entre la comunidad zuliana y en otras regiones del país. Es la tercera ciudad más poblada del estado y la primera de la Costa Oriental del Lago con alrededor de 300.000 habitantes.

La historia de Juan, un hombre de 33 años entrevistado por El Pitazo, es parecida a la de muchos jóvenes que cometen este tipo de fraudes desde esa entidad. En 2011, cuando tenía 22 años, fue detenido por asociación para delinquir. Era “bajador”, una persona que utilizaba tarjetas de débito y crédito de terceros sin autorización para realizar compras en empresas internacionales, en su mayoría con sede en Estados Unidos. A este delito se le conoce como carding.

Juan era hábil con su computadora y no tenía trabajo, solo mucho tiempo libre. Con unos amigos encontró una forma de obtener dinero fácil. Comenzaron a usar esas tarjetas para realizar compras en almacenes de comida, ropa, maquillaje, entre otros, y después enviaba los productos hasta un casillero que realizaba el reempaque con empresas de envíos y después recibía en Maracaibo, capital del estado. En su momento, también usó Ipostel, empresa postal de Venezuela.

María Gutiérrez, ingeniera en computación, precisó a El Pitazo que el carding se refiere al uso y tráfico ilegal y no autorizado de tarjetas de crédito. Los hackers utilizan varias técnicas como software de generación de BIN, que no son más que los números identificadores de las tarjetas; falsificación de sitios web en los que se le hace creer al usuario que está comprando servicios o productos para obtener su número de tarjeta; correos electrónicos con malware que al instalarlos en los equipos roban información, y la compra o robo de bases de datos de bancos o sitios web que almacenan información bancaria.

También aclaró que la falta de esquemas de seguridad en páginas web para realizar compras en línea, en medio del crecimiento que comenzó a tener el mercado para ofrecer esta modalidad a sus clientes en 2010, influyó en el aumento de esta actividad delictiva.

Desde 2017 hasta la actualidad, en Cabimas el Cicpc ha desmantelado las bandas de ciberdelincuentes llamadas “los Hacking de Tierra Negra”, “el Mago de las redes”, “los Bajadores de la COL”, “los Tarjeteros”, “los Peluqueros”, “Piratas de redes”, “el Africano” y “los Cala”. El cuerpo policial de investigaciones detectó que los integrantes de las bandas tienen entre 15 y 29 años de edad.

Los incautos

El carding fue de los primeros delitos que se reportaron en Cabimas, según registros de organismos de seguridad, aunque aumentaron denuncias desde 2016, con el acceso indebido y hackeo de redes sociales o correos electrónicos para suplantar la identidad de terceros y realizar ventas fraudulentas.

A través de messenger de Facebook, los ciberdelincuentes también ofrecían dólares a los contactos de la cuenta a la que ingresaron por phishing para estafarlos. Incluso, enviaban fotografías de los billetes que estaban en venta.

La falta de información sobre los modus operandi que utilizaban los ciberdelincuentes ocasionó que el Cicpc, según registros de 2019, recibiera entre tres y seis denuncias diarias sobre esta forma de estafa. En 2022, de acuerdo con cifras a las que tuvo acceso El Pitazo, las denuncias disminuyeron entre dos y tres cada semana por las campañas que mantienen en las redes.

NAM/ El Pitazo

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m