• ¿FLEXIBILIZACIÓN ECONÓMICA? Maduro llama a un “debate nacional” sobre la dolarización

    La presión financiera, diplomática y política de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro ha generado un clima de aislamiento económico interno para la cúpula de poder del chavismo, dado que sus ingresos y sistemas de captación de rentas en el sistema financiero global merman progresivamente.

    Es por ello que este viernes, el presidente Nicolás Maduro le exigió a EEUU y al gobierno de Donald Trump que ponga fin a las sanciones contra Venezuela, aunque estas se encuentra dirigidas y focalizadas en las finanzas del gobierno que Maduro encabeza, dijo hoy en una rueda de prensa ofrecida a medios nacionales e internacionales en el Palacio de Miraflores, Caracas.

    Y en su respuesta a una pregunta de la agencia Reuters, Maduro afirmó que es necesario “debatir los elementos positivos y los elementos que deben regularse sobre el tema de la dolarización”, aunque el jefe de gobierno aseguró también que la dolarización le ha permitido a la economía venezolana “respirar”.

    El mandatario ordenó a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y al ministro de Economía, Tareck El Aissami, ambos sancionados por EEUU, iniciar el proceso para abrir un debate nacional en todos los sectores del país sobre la dolarización de facto que se ha apoderado de la economía venezolana.

    Asimismo, dijo que permitir las transacciones en dólares ha sido una medida correcta “en medio de una guerra”.

    Con esa afirmación, Maduro abre entonces la puerta a una posible flexibilización del Gobierno con respecto a la circulación monetaria del dólar estadounidense como liquidez real en una economía que está dolarizada en el 60% de sus transacciones diarias, con un índice de 80% en los estados occidentales fronterizos Zulia y Táchira.

    Por lo tanto, no se descarta que con el paso de los meses, la expansión de la inflación y la masificación más intensa de la circulación de dólares a nivel empresarial, comercial y de la economía social cotidiana, el Gobierno aplique una política económica bimonetaria en la que eventualmente llegue a permitir la circulación oficial de dólares sin eliminar el bolívar, esto en vista de la fuerza de los hechos y del contexto actual de crisis, que arrastra al país a un proceso irreversible de dolarización ante la destrucción, devaluación y conversión del bolívar en una moneda prácticamente de uso simbólico y  de valor artificial. 

    El mandatario venezolano ofreció hoy una rueda de prensa en la que afirmó e insistió en la necesidad de que EEUU deje de imponer sanciones al país, y que, según Maduro, violan flagrantemente el derecho internacional.

    “Basta de la guerra económica, basta de sanciones, violan flagrantemente el sistema de la legalidad y convivencia mundial, es un acto de lesa humanidad contra el pueblo de Venezuela”, dijo el mandatario.

    No obstante, el Gobierno todavía ejecuta importaciones de bienes no esenciales, tales como: vehículos, armamento ruso, que cancela con euros en efectivo provenientes de sus exportaciones de oro a Rusia y Turquía, aunque ese activo lo extrae ilegalmente de las reservas de oro monetario del Banco Central, las cuales forman parte de los activos públicos de la nación como respaldo en sus mermadas reservas internacionales ante la escasez de renta fiscal en dólares.

    “Cuando conseguimos un lote importante de medicinas en algún país y estamos listos para traerlos llega una orden y bajan la carga y el paciente que está en Venezuela se queda sin su medicamento”, afirmó.

    Ricardo Serrano

    Loading...