• ¡BURBUJA ECONÓMICA! Oliveros: “Usted puede manejarse en dólares, pero la inflación no da escapatoria”

    El fenómeno más notorio y masivo que se originó de entre las múltiples distorsiones que presenta la economía venezolana por su agudo período de crisis; la dolarización de facto, no hace sino crecer y expandirse como una burbuja que en cualquier momento podría explotar.

    Es por ello que el economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, afirma que aunque una parte de la población venezolana se maneje en divisas, sobre todo en dólares, y eso mitigue los efectos de la crisis económica nacional sobre sus finanzas, sus presupuestos y su familia, no habrá escapatoria absoluta a la debacle socioeconómica actual mientras el Estado siga “emitiendo moneda de forma irresponsable”.

    “Usted puede manejarse en divisas y eso mitiga, pero mientras el Estado emita moneda de forma irresponsable, no hay escapatoria”, afirmó el experto en su cuenta de Twitter.

    Esto implica que aunque la tenencia de dólares implica una ventaja importante en la conservación y preservación del valor financiero de los ingresos y del presupuesto de un ciudadano profesional, empresario o trabajador cabeza de familia, la divisa estadounidense ha perdido y continúa perdiendo poder de compra, es decir, rendimiento, ante la voraz hiperinflación que devalúa la equivalencia de los dólares en bolívares para efectos de consumo interno.

    Por lo tanto, mientras haya personas que requieran bolívares para realizar cualquier tipo de transacción, llámese pagar una deuda, pagar salarios o consumo básico cotidiano, la equivalencia de su presupuesto en dólares a moneda nacional no le permitirá mantener el mismo poder de compra que tiene el dólar por sí solo sin convertirlo a bolívares. Esto se debe a la inflación, es decir, los precios, suben mucho más rápido que la velocidad con la que sube la tasa de cambio bolívar-dólar.

    Por esta razón, se requieren cada vez más bolívares para adquirir un bien, producto o servicio si se convierte un monto en dólares a moneda nacional, lo cual encarece los incluso los precios denominados en dólares a nivel interno.

    “El dólar ha estado bastante estable desde comienzos de año (luego de una fuerte depreciación en diciembre), a unos 75.000 Bs/$ Como la hiperinflación ha continuado (tasa de inflación de 65,4% en enero), ello ha significado que quienes tienen ingresos en dólares han perdido poder de compra”, explicó el economista urbi Garay, profesor de Finanzas del IESA.

    Ricardo Serrano

    Loading...